¿Dónde comprar un teclado barato de calidad?

dónde comprar un teclado musical barato

Todo artista que se inicia en la música busca comprar material a buen precio, pero que aun así mantenga una buena calidad. Ya que todos sabemos que al final lo barato sale caro.

Si te apasionan los teclados, ya sea porque te gustaría aprender a tocar el piano o porque te gusta hacer tu propia música, o porque a ti y a tus amigos se os ha ocurrido la loca idea de montar una banda de música y a ti te tocó ser el teclista, probablemente estarás buscando hacerte con un teclado para principiantes, o al menos un teclado de calidad a buen precio y estés buscando recomendaciones.

El lugar donde comprar tu teclado:

Si bien es cierto que puede ser cómodo acudir a la casa de música más cercana a tu ubicación, así verás tú mismo y tocarás con tus propias manos el teclado que quieras comprar, y además podrán asesorarte.

Pero si estás leyendo esto es porque ya estás buscando asesoramiento y estás planeando en comprar tu teclado por Internet. Al fin y al cabo hoy en día es lo más común, y los clientes quedan satisfechos con la rapidez del envío.

Existen muchas tiendas de música online y sitios web de marcas que venden sus propios instrumentos musicales. Pero si estamos hablando de comprar un teclado barato que mantenga la calidad, será una sencilla compra que podrás realizar a través de las tiendas más populares como Amazon.

Te voy a adelantar que realmente cualquier teclado de hoy cumple su función, pero que según para qué lo quieras, te conviene más un modelo que otro.

Así que veamos primero cuál es tu caso y entonces qué teclado te conviene comprar.

1. Un teclado para tocar en espectáculos

comprar un teclado para tocar en espectáculos

Este es un caso muy común. Ya sea porque eres miembro de una banda, o porque eres músico solista que va a tocar en espectáculos fuera de casa, tu teclado va a acompañarte en los desplazamientos y por tanto quedará más expuesto a sacudidas.

En este caso, debido al peso y volumen de nuestro teclado, es muy probable que no podamos garantizar su total protección. Tu teclado debe resistir golpes y hasta posible caídas, por lo que te conviene comprar un teclado de una marca fiable y, a ser posible, no muy pesado.

Por otro lado, si eres el teclista de una banda (o en solitario) y vas a utilizar tu teclado para tocar sobre ritmos preestablecidos de diferentes estilos musicales, lo que estás buscando es un teclado arreglista. Este tipo de teclados vienen con un propio software con ritmos predefinidos cuyos acordes cambian según tus órdenes.

En un teclado arreglista también podrás escoger entre una gran variedad de instrumentos digitales para reproducirlos de forma alternativa en las octavas que tú configures. De esta manera podrás marcar los patrones rítmicos para la base de la canción en tiempo real con tu mano izquierda, y tocar la melodía u otros arreglos con tu mano derecha, por ejemplo.

Por otro lado, y teniendo en cuenta el uso que le vas a dar a tu teclado musical, puesto que no te conviene un teclado muy grande y pesado, para tu comodidad podría ser recomendable que el teclado no disponga de muchas octavas. Unas cinco o seis octavas (con algunas teclas adicionales más) es más que suficiente.

El siguiente teclado es barato, pero de marca confiable y cumple con su cometido si planeas usarlo para espectáculos: https://amzn.to/3fe8wYg

De entre la cantidad de funciones que puede traer este tipo de teclados también podemos encontrar que estos teclados arreglistas cuentan con un procesador de voz (o de instrumentos como la guitarra) que permite añadir múltiples efectos. Puedes usar el teclado como una mesa de mezcla para ecualizar la voz del cantante o el instrumento que conectes, con el fin de crear pre-configuraciones para los espectáculos en directo.

2. Un teclado para aprender a tocar el piano

un teclado para aprender a tocar el piano

Aprender a tocar el piano es el deseo de mucha gente, pero que pocos llevan a cabo a causa de algún impedimento.

¿Qué lo impide? Pues suele ser por varios factores, pero el principal es el de no disponer de un piano en casa. Y es que un verdadero piano profesional como el piano de cola es algo caro, que ocupa mucho espacio, y que además requiere el mantenimiento propio de cualquier piano acústico, como el hecho de mantener sus cuerdas afinadas y en buen estado.

No cualquiera puede permitirse tener un piano en casa, y algo que te facilita la práctica a la hora de aprender a tocar un instrumento musical es tener el tuyo propio al alcance de tus manos. Por ejemplo, mucha gente aprende a tocar la guitarra tras practicar mucho, y para practicar mucho debes tener la guitarra cerca de ti.

Si buscas comprar un teclado para aprender a tocar el piano, la solución más asequible es hacerte con un piano digital o de escenario.

Un piano digital es, como su nombre indica, un instrumento eléctrico que imita el uso y sonido de un piano acústico. Este tipo de teclados no necesariamente tienen que incluir sonidos de otros instrumentos en su software, ni tampoco la función de arranger (todo lo que te permite hacer el teclado arreglista que vimos antes). Basta con que simulen estar reproduciendo un piano acústico.

Algunos pianos digitales incluyen el pedal (para alargar el sonido de las notas), y otros tienes que comprarlo aparte. Pero todos permiten que puedas añadirle uno.

Otra de las características de los pianos digitales (o pianos de escenario) es que tratan de imitar el peso de las teclas. Al fin y al cabo, en un piano acústico, el sistema que mueve el martillo para golpear las cuerdas tiene cierto peso. Los pianos digitales suelen venir configurados por defecto, las teclas pueden tener el efecto de contrapesado o semi-pesado.

Aquí no debes preocuparte por el tamaño de tu teclado, ya que en este caso sí importa que se disponga de la mayor cantidad de octavas posibles. Generalmente, un piano digital dispone de 88 teclas (poco más de 7 octavas), lo cual es más que suficiente para representar a un piano acústico profesional. Pero para aprender también te vale con un teclado de seis octavas.

En cualquier caso, si buscas practicar en casa, la ventaja de este tipo de teclados es que son mucho más económicos que los pianos acústicos.

Por ejemplo, para una buena relación calidad/precio tienes el siguiente piano digital, con una cantidad de octavas más que suficiente para practicar  a tocar cualquier canción: https://amzn.to/2IMHqvm

3. Un teclado para componer música

Aquí ya dependería de cómo produces tu música. Si utilizas tu ordenador y constantemente recurres al formato MIDI, tu mejor opción es un teclado maestro, o un pequeño teclado (que también se le conoce como controlador MIDI).

Este tipo de teclados pueden componerse de desde dos octavas hasta las que tú mismo consideres necesarias. Si lo vas a utilizar como un dispositivo controlador, no te será importante que tenga muchas teclas, así además podrás ahorrar en espacio.

No necesariamente debe ser también un sintetizador, puesto que si trabajas con un DAW como el Reason Studios, probablemente ya estés trabajando con generadores de sonido del mismo software. Si no, un teclado maestro puede traer su propia biblioteca de instrumentos.

Sí sería bueno que el teclado tuviera una entrada USB para evitarte pasar por una interfaz.

Por ejemplo, el siguiente teclado es un controlador MIDI de los más populares y completos, con entrada USB y un software de producción (ya cuenta con su propio DAW que puedes usar desde tu ordenador): https://amzn.to/2IMHRpu

No obstante, si no piensas adentrarte en el mundo de los programas de producción musical para ordenador, podemos volver a incluir aquí a los teclados arreglistas, los cuales pueden traer un secuenciador y una amplia biblioteca de instrumentos digitales para que tú mismo puedas utilizar el teclado como un estudio virtual todo en uno.

Actualmente yo compongo mi música Creative Commons directamente en el ordenador, pero hay muchos compositores que usan un controlador MIDI o un teclado maestro para producir su propia música.

Aprovecho para darte otra recomendación si estás planeando publicar tus creaciones musicales por Internet: regístrala primero. Si te interesa, te invito a leer este artículo sobre cómo registrar tus obras online.

Qué marca de teclados comprar

No te hagas mucho problema con la marca. Por supuesto que la marca es importante, pero ten en cuenta que este va a ser tu primer teclado de música, por lo que vas a ir familiarizándote con este instrumento musical e ir probando.

De entre las marcas más populares que permiten que te puedas comprar un teclado a buen precio manteniendo la calidad tenemos a Yamaha, Roland, Korg o Casio.

Pero la inversión para un primer teclado no debería ser muy alta. Ya cuando obtengas más experiencia y conozcas más sobre marcas podrás decidirte por lo que sea más cómodo para ti.

Lo que te debe preocupar es la calidad de aquello para lo que vas a darle uso. Como ya te comenté arriba, si se trata de por ejemplo un caso de uso para espectáculos, estaremos entonces hablando de tu futura herramienta de trabajo, por lo que es importante que tu teclado sea resistente a golpes y cortes de luz habituales, por ejemplo.

Otros accesorios que podrás necesitar

Soporte para el teclado:

La compra de tu teclado no suele incluir el soporte para apoyar tu teclado, y esto puede ser importante. Si vas a tocar en espectáculos, el soporte es imprescindible, ¡a menos que puedas hacer que tu teclado flote en el aire!

Si, en cambio, vas a tenerlo siempre en casa dentro de la misma habitación, y tienes una mesa especial que estés guardando para ello, no hay problema. Pero recuerda que debes poder sentarte a la mesa correctamente, la altura de tu teclado debe quedar adaptada a ti y a tu postura, y debes poder tener espacio para poner tus piernas debajo sin que te sientas incómodo.

Por suerte, los soportes para teclados no son caros.

Banqueta:

Una banqueta para piano regulable sería de utilidad si no dispones de un asiento cómodo para tu altura. Esto no es algo esencial, ya que normalmente puedes encontrar algún tipo de asiento que se adapte a tu comodidad; si estás en casa, una silla; y si te vas afuera, siempre puedes pedir algo prestado.

Pero si eres muy dependiente y necesitas regular la altura para cuidar tu espalda, una banqueta podría servirte.

Estuche:

La compra del teclado no incluye estuche. Si vas a tener tu teclado siempre en casa puede que no lo necesites, pero si recurres al desplazamiento constantemente, tener un estuche será vital.

Existen estuches blandos, que únicamente protegen a tu teclado de la intemperie. Si no vas a desplazarte muchas veces y lo harás siempre de forma segura, este tipo de fundas para teclado sería ideal.

Por otro lado están los estuches rígidos, que protegen a tu teclado con una armazón sólida en el exterior y lo trata con mimo en su interior. Esta es la mejor opción para resguardar tu teclado de cualquier golpe durante viajes recurrentes y de trayectos largos.

Pedal:

Para simular mejor el sistema de todo piano acústico que permite sostener las notas. Con el pedal podrás alargar o acortar la duración del sonido, entre otras cosas (puedes darle la función que quieras).

Un pedal para teclado sí puede ser indispensable si estás pensando en aprender a tocar el piano a nivel experto.

Atril:

Generalmente todos los teclados traen un soporte para partituras. Si no, siempre puedes hacerte con el tuyo aparte. Los atriles no tienen precios altos y pueden facilitarte apoyar partituras o cualquier papel que necesites sostener delante.

El conocido como "piano de cola" y su tapa superior abierta

Algunos términos a tener en cuenta a la hora de comprar tu teclado:

Contrapesado / semi-contrapesado (o semi-pesado):

Se trata de una de las características que emulan la sensación de estar tocando un piano acústico, en el cual al presionar las teclas estas tienen cierto peso o dureza.

Existe también un reparto gradual del peso en las distintas teclas, las cuales son más pesadas en el registro grave que en las octavas más altas. Esto se hace con el fin de aproximar aún más a la sensación de estar tocando un piano acústico.

Por supuesto, los precios en este caso pueden ser bastante altos.

Aftertouch:

Se trata de un tipo de sensibilidad al presionar las teclas que permite generar un sonido o una variación de este aplicando un efecto (como el vibrato o trémolo, entre otros). El efecto o sonido secundario puede surgir manteniendo pulsada la tecla (haciendo variar la fuerza de la presión) o al soltar la tecla.

Aunque estos efectos son ignorados por la mayoría de instrumentos MIDI, existen algunos sonidos que están especialmente configurados por el teclado para generar estos efectos.

Tacto de las teclas:

Resulta que el material del que están hechas las teclas también varía. Al menos el recubrimiento de las teclas de un teclado puede ser importante para aquellas personas que están acostumbradas a tocar con un piano.

Las teclas que imitan el tacto “marfil” pueden proporcionar a tus dedos un mejor agarre. Además, para aquellos que más sudan por los dedos, este material tolera mejor la humedad.

Por suerte, esta característica no afecta excesivamente al precio. Hay algunos modelos bastante asequibles.

Todo esto puede “embellecer” a tu teclado para una práctica más realista. Pero ten en cuenta que, a mejores características, más caro. Y no olvidemos que estás buscando comprar un teclado barato, sobre todo si es tu primero.

Ahora que ya tienes información podrás decidirte mejor qué teclado comprar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.