El formato MIDI en los videojuegos

Keyboard midi format

Aunque el apartado sonoro no siempre es apreciado por los jugadores, la música en los videojuegos resulta de vital importancia. ¿Hay entonces alguna manera de optimizar musicalmente un proyecto de videojuego con un formato que pese poco, tenga calidad sonora y sea completamente modificable hasta el punto de poder crear tu propia banda sonora original?

Sí.

En este post voy a explicar qué es el formato de archivos de música MIDI y cuál es su beneficio en el diseño de videojuegos.

¿Qué es un archivo MIDI (.mid)?

Como siempre, voy a explicarlo con mis palabras para no caer en el uso de expresiones complejas y evitar que te frustres y cierres esta página.

El vocablo MIDI responde a las siglas de “Musical Instrument Digital Interface”, y se inventó para facilitar la compatibilidad entre fabricantes de instrumentos musicales electrónicos.

Hoy en día es un formato de sonido que no sólo se utiliza en aplicaciones del mundo profesional de la música (como en la producción de la música popular, en el cine y la televisión), sino también en cualquier proyecto multimedia casero que pueda llegar a convertirse en algo mucho más grande, como ocurre con la música para videojuegos independientes.

Debido a la eficiencia de este formato a la hora de trabajar con datos de cualquier tamaño y con una velocidad asombrosa, prácticamente todos los programas de composición musical lo utilizan. Se trata de los sintetizadores MIDI.

Seguramente, si tú ya has tocado algún programa para componer música, habrás usado este formato sin darte cuenta.

También es posible que hayas usado los conocidos “samples”, que son sonidos ya pregrabados generalmente en formato WAV, que pesan más que el plomo, que no puedes modificar y que por lo tanto no te permiten personalizar mucho tus composiciones musicales.

Aunque el formato WAV es indispensable a la hora de mezclar sonidos grabados (como el caso de la voz de un cantante), para crear música instrumental de fondo no es estrictamente necesario usar estos formatos de audio.

Y la verdad es que el archivo MIDI no es un archivo de audio, pues en lugar de contener datos muestreados en forma de ondas, contiene instrucciones para que los sintetizadores o generadores de sonido interpreten y hagan sonar.

Audio format in Audacity
Así vemos un archivo de audio (MP3/ WAV/M4A/FLAC/Ogg/etc.)
MIDI format sequencer
Y así vemos normalmente un archivo .mid con un editor piano roll

Dichas instrucciones indican las notas a tocar, el volumen, la intensidad del golpe, qué instrumentos deben sonar, el tempo y sus variaciones, y muchas cosas más. Toda esta información la contiene un archivo MIDI.

Seguramente estarás sacando la conclusión de que si consigues cualquier canción en este formato, podrás editarla y hacer lo que quieras con ella.

Y estás en lo cierto.

 

Ventajas de usar un archivo MIDI en los videojuegos

La mayoría de motores de videojuego soportan este formato, permitiendo reproducir canciones en cualquier sistema operativo para el que haya sido exportado el proyecto.

Con esto se logra un juego extremadamente ligero en cuanto a su peso y ayuda en la velocidad de su ejecución.

Y si eres de los que creen que una canción en este formato suena fea o sin calidad, es porque aún no sabes cómo funciona.

¿Sabías que muchos juegos de videoconsolas de antaño reproducían gran parte de su música en formatos con las mismas características que el MIDI? Final Fantasy VII o The Legend of Zelda: Ocarina of Time son un ejemplo de ello.

Y, sí, la mayoría de covers hechos por aficionados de las canciones de estos juegos las han hecho a partir de la versión MIDI de estos temas, que ronda por internet desde hace años. Tú mismo puedes hacer tu versión fácilmente.

Puesto que un archivo MIDI sólo se encarga de dar la información al reproductor, durante la reproducción de una canción en este formato se pueden cambiar tanto los instrumentos como toda su estructura.

Hoy, motores de videojuego como Unreal Engine o Unity disponen de plugins o assets para llevar esto a cabo, utilizando sus propios sintetizadores o incluso “SoundFonts” y otro tipo de archivos que compilan instrumentos para añadirle calidad a la música y dotarle así de tu propia personalidad.

Con esto conseguirías que la banda sonora musical de tu juego varíe de acuerdo a los eventos que surjan según las decisiones del jugador, y hacerla así más impredecible, además de reducir el peso de tu juego considerablemente.

Un ejemplo de esto es el juego Shadow of the Colossus, en el cual, una misma canción podía variar hasta volverse más intensa a medida que el jugador se lanzaba a combatir contra un coloso.

Pero todo lo anterior quizá sea para desarrolladores de videojuegos avanzados o con mucha experiencia en programación. Así que busquémosle otras ventajas más convenientes a este formato.

 

Cómo crear tu propia banda sonora con archivos MIDI

Hablaré más extensamente sobre esto en otro post. Pero hagamos al menos un pequeño acercamiento.

Resulta que hay cantidad de “música de fondo” original que está disponible en este formato para que tú mismo puedas editarla libremente y crear tus propias canciones.

Esta música ni siquiera pertenece a ningún proyecto en concreto, fue creada con el propósito de servir a aquellos no músicos que buscan personalizar con todo detalle la música que sonará en sus proyectos multimedia, como es el caso de desarrolladores de videojuegos independientes que no disponen de muchos conocimientos musicales.

Esta música de fondo la tienes disponible en esta misma web donde estás ahora. La mayoría de mis canciones libres de derechos gratis tienen su versión en formato MIDI, y puedes obtener uno de mis packs gratuitamente sólo suscribiéndote a mi newsletter.

Estoy hablándote de tomar cualquiera de mis canciones ya existentes y transformarla con cualquier software de producción musical en absolutamente lo que quieras, y además usarlas en tus proyectos comerciales.

Por ejemplo, escucha primero uno de mis tracks de mi música libre de derechos:

 

Y esto es lo que puedes hacer con su archivo .mid tan sólo cambiando instrumentos y alguna que otra pequeña cosita:

Eso es sólo un ejemplo con breves cambios. Realmente, con un poco de conocimiento musical, podrías modificar completamente la canción y hacer que no se parezca en nada a la original.

Si quieres ser un creador de música y hacer tu propia banda sonora, tarde o temprano acabarás trabajando con este formato.

 

Haz tu propia música de fondo en tu computadora

¿Tener una orquesta sinfónica en casa? ¿Tener un equipo de ingenieros de sonido creando sus propios instrumentos electrónicos? ¿Usar grandes mesas de mezcla y gigantes programas de audio?

Ya no es necesario.

¿Sabes cuánto pesa la canción que te mostré arriba? Heroic Intrusion en formato MIDI sólo pesa 24,7 KiloBytes.

El insignificante tamaño de estos archivos permite a cualquier computadora de poca potencia dominar arreglos musicales sin apenas hacer trabajar al procesador.

Claro, ya dependerá del software de producción musical que utilices si quieres exportar tu canción en formato de audio como WAV/Ogg/MP3/FLAC después de haberle asignado instrumentos realistas o complejos sintetizadores.

Pero si quieres llevar a cabo tu propia idea de banda sonora, tu propia música original para tu videojuego / podcast / vídeo de YouTube o lo que sea, este formato es justo lo que estás buscando.

Para hacer tu propia música de fondo en tu computadora necesitarás un programa de edición de audio digital que disponga de un secuenciador con soporte de multipistas MIDI. Cualquier Estación de trabajo de Audio Digital (EAD, o DAW en inglés) es perfecta para esto.

Si te interesa saber más y disponer de archivos MIDI gratis, descárgate MIDI & Chiptune Music Pack Vol. 1 y empieza a dejar que la inspiración te domine.

Eres libre de usar mis canciones en este formato y modificarlas hasta el punto de crear tu propia banda sonora original.

 

Déjame un comentario si quieres contarme o preguntar lo que sea. ¡Y no olvides suscribirte a mi newsletter para unirte a mi mundo musical!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.